FACTORES QUE IMPLICAN LA DISTRIBUCIÓN DE LA POBLACIÓN

Factores de Variedad Racial: dentro de la unidad que forma la especie humana pueden distinguirse varias razas, determinadas por cierto factores étnicos. Los rasgos distintivos de aquellas son los caracteres físicos hereditarios, el color de la piel, la talla, la forma del cráneo y los fisonómicos, entre otros. Según estos criterios se tiende a clasificar a la humanidad en tres grandes razas principales: blanca, amarilla y negra. La raza cobriza dejó, hace algunos años, de ser considerada como independiente.

La raza blanca, establecida primero en Asia Occidental, Europa y África del norte, se extendió más tarde por toda América, mezclándose con amarillos y negros. La raza Amarilla, predomina en el Asia oriental. Y la raza Negra, corresponde al área geográfica de África Central y del Sur, Sahara, India meridional, Melanesia y América.

Factores lingüísticos: de modo semejante a lo que sucede con las razas, existe también una gran variedad de lenguas, clasificadas, generalmente, teniendo en cuenta su origen o sus caracteres comunes, en indoeuropeas, semíticas, monosilábicas y polinesias.

En todas partes las aglomeraciones humanas se forman con arreglo a tres necesidades esenciales: la defensa, la circulación y la concentración de los intercambios.

FACTORES QUE EXPLICAN LA DISTRIBUCIÓN DE LA POBLACIÓN

Factores físicos:

Clima: la mayor parte de la población tiende a concentrarse en las zonas templadas del planeta.

En el hemisferio norte, el paralelo 78 es una clara frontera de las zonas habitadas, en cambio las tierras sometidas a clima polar la población es escasa. En las selvas tropicales se dificulta la vida de grandes grupos humanos por el clima, la vegetación y la fragilidad de los suelos.

Hidrografía: Las áreas cercanas a los cursos de los ríos siempre han sido buscadas por los grupos humanos para su aprovechamiento y consecuente establecimiento.

Relieve: los grupos humanos buscan las formas del relieve que representen las mejores condiciones, como las llanuras, los valles, las zonas litorales y las áreas de alturas medias. No obstante, podemos encontrar casos como el de Bolivia, cuya capital, La Paz se encuentra a 3.577 metros de altitud, por lo cual se le denomina la capital más elevada del mundo.

Recursos del suelo: El ser humano prefiere lugares fértiles que le permitan desarrollar actividades productivas como la agricultura y la ganadería; esto explica en parte las grandes densidades de población del Asia Monzónica, junto a los deltas de los grandes ríos.

Factores humanos

Históricos: En ocasiones, la antigüedad de los asentamientos explica una mayor concentración de la población, como en los casos de Extremo oriente o de Europa occidental.

Socioeconómicos: están relacionadas con la existencia de recursos y actividades económicas que ofrecen medios de vida; mediante la adaptación al medio natural y su capacidad para dominar sus desventajas y limitaciones que presenta dicho medio.